Comunicado de ANDALUCÍA COMUNISTA contra el TTIP y el CETA: ¡DIGNIDAD ES SOBERANÍA!

noqueremosDesde hace cierto tiempo, la Unión Europea está negociando secretamente una serie de tratados de libre comercio, de los que podemos destacar dos: uno con Canadá (CETA o AIEC = Acuerdo Integral de Economía y Comercio) y otro con Estados Unidos (TTIP o ATCI = Asociación Transatlántica para el Comercio y la Inversión).

Para EEUU, la negativa de varios países latinoamericanos durante la pasada década (quedan para la Historia las valientes palabras del tristemente desaparecido comandante Hugo Chávez: “ALCA… ALCA… ¡Al carajo!”) representó un grave contratiempo en su planificada estrategia para adquirir nuevos mercados, en un momento en que el enfrentamiento cada vez mayor con Rusia y China le priva de ellos en diversos puntos del globo.

Ante ello, el salto hacia adelante del imperialismo yanqui tiene dos filos: por un lado, una confrontación casi suicida con Rusia y China (invasión de Libia, criminal intervención en Siria con la utilización del terrorismo fundamentalista, “revoluciones” de colores…) y por otro, el intento de supeditar al bloque imperialista europeo.

Esta subordinación europea se plasma en una serie de aspectos que las organizaciones progresistas y democráticas han denunciado hasta la saciedad:

• Los inversores podrán demandar a los Estados si creen que leyes o medidas de la UE o de cualquiera de los Estados miembros ha perjudicado a sus inversiones y disminuido sus beneficios esperados.

• Las multinacionales serán invitadas a participar en la redacción de nuevas leyes.

• En el 92% de todas las reuniones con las partes interesadas que la Comisión Europea ha mantenido en la fase preparatoria del TTIP, solo han sido escuchados representantes de transnacionales.

• Los estándares de calidad alimentaria y de protección de los consumidores se verán debilitados.

• Los derechos y empleos de los trabajadores y trabajadoras correrán peligro.

• Los países europeos estarían bajo presión para permitir tecnologías de alto riesgo como el fracking o la modificación genética.

• El CETA y el TTIP aumentarán aún más las desigualdades. Las grandes empresas obtendrán aún más ventajas con respecto a las pequeñas y medianas empresas y la ciudadanía. La crisis económica en la UE se profundizará aún más, y los países de la periferia de la UE como Andalucía, que ya son altamente dependientes del capital extranjero, corren el riesgo de perder la oportunidad de empleo de calidad y la inversión sostenible.

• La privatización de servicios y empresas públicas se blindaría impidiéndose la vuelta al sector público de los mismos.

Es evidente que la firma de estos tratados de libre comercio representan una grave agresión contra el concepto de soberanía nacional, pero para las naciones sin Estado como Andalucía la firma de esos tratados es casi una burla. ¿Quién le da derecho a la Unión Europea o al Estado Español para firmar esos tratados en nuestro nombre? Todos sabemos que Andalucía es poseedora de grandes recursos económicos y de un tremendo potencial de desarrollo sostenible y no es necesario ser un lince para entender que es la estructura social, económica y política del Estado Español la que nos condena a nuestros actuales niveles de desempleo, pobreza y desindustrialización. Si esto es así tomándose las decisiones en los despachos de un ministerio en Madrid, ¿cómo será cuando las decisiones sean tomadas en una multinacional de Chicago o Nueva York?

Para los y las comunistas andaluzas, en el actual momento histórico la lucha por la democracia y la soberanía nacional es uno de los aspectos en los que se concreta la lucha de clases y abstenerse en la lucha por ello es colaborar de facto con los planes de la más agresiva y destructiva fracción de la burguesía: la oligarquía financiera. Inhibirse en la lucha por la soberanía, obviar la lucha por los derechos nacionales de los pueblos con la excusa de un internacionalismo abstracto y sin concreción política alguna o colaborar en las estrategias de asimilación y destrucción de los diferentes movimientos de liberación nacional a manos de organización estatalistas socialdemácratas es tan grave como apoyar los recortes de derechos laborales y sociales o justificar las agresiones imperialistas contra Libia, el Donbass o Siria.

Por ello, desde ANDALUCÍA COMUNISTA animamos a todos los sectores progresistas y democráticos de la sociedad andaluza a no perder la perspectiva nacional y a redoblar los esfuerzos por la creación de un poder popular estrictamente andaluz, que sirva de herramienta de ruptura real con el actual régimen español y sus alianzas internacionales (UE, OTAN, FMI), y para construir nuestra propia República Democrática Andaluza en función de los intereses y necesidades del Pueblo Trabajador Andaluz.

¡NI TTIP NI CETA!

¡A VENCER O MORIR POR ANDALUCÍA LIBRE Y SOCIALISTA!

¡LAS IDEAS NO VIVEN SIN ORGANIZACIÓN!

También te podría gustar...

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies