Pueblo Trabajador Andaluz: ¡que no te metan más goles!

trabjsiespnoHoy en día el deporte de masas es, sin duda, el principal aporte mediático de la ideología dominante a la formación de una pretendida conciencia nacional española, así como un elemento central en el sostenimiento y legitimación del orden social capitalista, dos apartados, dicho sea de paso, que vienen a formar parte de un mismo todo indisoluble.

La selección de fútbol de cualquier país capitalista, es, en lo mediático, un elemento más controlado y dominado por los intereses de clase de la burguesía, enemiga de los intereses de la clase trabajadora. Y si, además, a eso le sumamos la anulación, de hecho, de las diferencias identitarias entre los diferentes pueblos que forman parte de esa supuesta “nación”, el resultado es, sencillamente, demoledor. Tal hecho es, sin más, lo que ocurre en Andalucía cada vez que la maquinaria del nacionalismo español se pone a funcionar con la celebración de un evento futbolístico internacional de selecciones “nacionales”, en el cual la selección española compita, ya sea un Mundial, ya sea una Eurocopa. Y ahora toca Mundial.

Con cada uno de estos eventos, las calles de la nación andaluza aparecen repletas de banderas rojigualdas, las banderas representativas de ese Estado colonial y explotador que ha relegado históricamente al pueblo andaluz a la miseria, el analfabetismo, la expoliación, la migración forzada, y, en definitiva, a la pobreza y el subdesarrollo. Esa misma bandera bajo la cual se sigue explotando y oprimiendo hoy al pueblo trabajador andaluz.

Andalucía sigue siendo el vagón de cola del Estado, y sus principales recursos económicos siguen siendo expoliados día a día por el Estado y sus diferentes ramificaciones de explotación y usurpación económica. ¿Qué razones puede tener, pues, un andaluz, para sentirse orgulloso de ser español?

Con su 36% de paro, su más del 30% de habitantes en situación de pobreza, sus casi dos millones de emigrados, con todas sus provincias situadas entre las 15 “regiones” de la UE con una mayor tasa de desempleo, con su renta per cápita ocupando los últimos lugares del estado, sus principales recursos económicos controlados y manejados por los intereses de las grandes multinacionales españolas, y un largo etcétera de ejemplos que se podrían dar para mostrar la situación real que vive nuestra Andalucía, así como la directa responsabilidad que existe tras ello en las relaciones de sumisión y dependencia de la economía andaluza respecto de la española, solo el síndrome de Estocolmo podría explicar cómo es posible que el pueblo andaluz siga dispuesto, mundial tras mundial, Eurocopa tras Eurocopa, a hacer suyos los símbolo españoles y a formar parte de esa campaña desatada por el nacionalismo español más cutre y reaccionario. Cada andaluz que se suma a tales hechos no hace otra cosa que tirar piedras contra su propio tejado. Un andaluz que se sienta orgulloso de ser español no es más que un andaluz orgulloso de su sumisión, su dependencia, su desempleo, su pobreza, su hambre, su miseria y, en definitiva, su propia condena.

Es un auténtico escándalo social y una humillación descomunal para las más de 700.000 personas desempleadas en Andalucía que no cobran ninguna prestación, el hecho de que se vaya a primar a cada uno de los jugadores de la selección española con 720.000 euros en caso de ganar el Mundial.

El pueblo trabajador andaluz ha de ser consciente de una vez por todas que esta situación se puede y se debe cambiar. Si el Estado español margina y oprime a Andalucía y si las instituciones autonómicas andaluzas no sirven para nada, la única solución que nos queda es conquistar nuestro futuro, es decir, conseguir el poder político necesario para dejar de seguir nadando en la miseria y la opresión. El pueblo andaluz ha de pelear por conseguir la soberanía nacional como herramienta para transformar su realidad, necesitamos instituciones propias, libres y soberanas, al único servicio del pueblo trabajador andaluz.

Con cada gol de la selección española de fútbol tratarán de ocultar su corrupción, su miseria, su represión, su paro y su total desprecio hacia Andalucía, por eso:

PUEBLO TRABAJADOR ANDALUZ, ¡QUÉ NO TE METAN MÁS GOLES!

¡LUCHA POR UNA ANDALUCÍA LIBRE, SOBERANA Y SOCIALISTA!

EL FUTURO DE ANDALUCÍA DEPENDE DE TI

También te podría gustar...

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies