Comunicado de ANDALUCÍA COMUNISTA ante el 4 de Diciembre: “¡Hay que romper con el Estado Español y con sus manijeros!”

logonuevoHace 39 años el pueblo andaluz dijo “no” al intento de ser utilizado como moneda de cambio del régimen en el proceso de transformismo político que tuvo lugar a la muerte del fundador del mismo, el dictador genocida Francisco Franco. El post-franquismo buscaba que todo cambiara para que todo siguiera igual y, en el plano territorial, proyectaban una descentralización administrativa que dejaba a Andalucía en la segunda división del mismo al ser considerada no como nacionalidad, sino como “región”.

El proceso de conformación del capitalismo en el Estado Español, agravado por las casi cuatro décadas de franquismo, había relegado a Andalucía al papel de mero productor de materias primas y de mano de obra barata, producto de la alianza de clases que lo sustentaba. Ni las burguesías industriales catalana y vasca, ni la oligarquía de Madrid ni los latifundistas estaban interesados en cambiar esa situación y siguen sin estarlo, condenando a un país rico en recursos naturales y en brazos para trabajarlos al hambre, el desempleo y el subdesarrollo.

Sin embargo, el 4 de diciembre de 1977 el pueblo andaluz dijo “basta” a siglos de pobreza y marginación, exigiendo el reconocimiento de su categoría de nación y saliendo a la calle más de un millón y medio de andaluces y andaluzas, en una muestra de civismo y compromiso con su tierra.

Este hecho histórico, sin embargo, fue teñido de sangre en la ciudad de Málaga cuando una bala asesina acabó con la vida del joven sindicalista Manuel José García Caparrós, trabajador de la fábrica de Cervezas Victoria. El hecho de que este infausto suceso fuese en la capital malagueña no era casualidad dada la repercusión que había tenido la convocatoria, siendo la más numerosa de las que tuvieron lugar aquel día.

El asesinato de este joven jamás fue investigado de manera seria y el nombre del asesino nunca salió a la luz, generando todo tipo de rumores en Málaga que llegaron a implicar a organismos del Estado Español. A partir de entonces, el régimen post-franquista ha intentado ocultar durante estas décadas un crimen que ponía en evidencia la visión idílica del proceso gatopardista que sus voceros bautizaron como “Transición Democrática”, que sólo pudo tener lugar con la complicidad de las autoproclamadas “fuerzas del cambio” de la época: el PSOE, el PCE y aquellos partidos de la oposición democrática que aceptaron desarbolar toda la estructura militante y de lucha de los movimientos populares a cambio de un trozo del pastel institucional.

Ahora que, 40 años después, vivimos un nuevo intento de “renovación” del régimen nacido del golpe de Estado de 1936, otras “fuerzas del cambio” buscan no ya sólo encubrir el crimen impune de García Caparrós organizando actos para invisibilizarlo, sino también marginar, atacar y destruir con todo tipo de maniobras burdas y rastreras a una izquierda soberanista andaluza muy incómoda para aquellos que buscan vender al pueblo andaluz a cambio de una pensión vitalicia de diputado o de asesor del grupo municipal de algún ayuntamiento. Y para lograr este objetivo, el primer paso es evitar que nadie pueda señalar la incoherencia de los que están traicionando vilmente a nuestra tierra con una mano mientras sostienen en alto la bandera verdiblanca con la otra.

Por eso, desde ANDALUCÍA COMUNISTA llamamos al Pueblo Trabajador Andaluz a romper esta maniobra cortando toda relación con aquellos elementos que dicen ser “andalucistas” y “soberanistas andaluces” mientras que, como buenos manijeros del sistema, empujan a su pueblo hacia organizaciones españolistas con más que oscuros y sospechosos orígenes. Llamamos también a nuestro pueblo a constituir y revitalizar sus estructuras de poder popular creando secciones sindicales coherentes y honestas en los centros de trabajo; organizando a la juventud en colectivos juveniles combativos que se pongan exclusiva y consecuentemente al servicio de la liberación nacional y social de Andalucía y no al servicio de intereses partidistas y electoralistas; a crear y fortalecer Centros Andaluces del Pueblo y Círculos Culturales que realmente busquen incidir en los barrios y pueblos donde estén ubicados, realizando actividades de cara a sus vecinos y no a sus espaldas.

Decía el recientemente fallecido Comandante en Jefe de la Revolución Cubana, Fidel Castro: “Revolución es sentido del momento histórico; es cambiar todo lo que ha de ser cambiado; es igualdad y libertad plenas; es ser tratado y tratar a los demás como seres humanos; es emanciparnos por nosotros mismos y con nuestros propios esfuerzos; es desafiar poderosas fuerzas dominantes dentro y fuera del ámbito social y nacional; es defender los valores en los que se cree al precio de cualquier sacrificio; es modestia, desinterés, altruismo, solidaridad y heroísmo; es luchar con audacia, inteligencia y realismo; es no mentir jamás ni violar principios éticos; es convicción profunda de que no existe fuerza en el mundo capaz de aplastar la fuerza de la verdad y las ideas. Revolución es unidad, es independencia, es luchar por nuestros sueños de justicia para Cuba y para el mundo, que es la base de nuestro patriotismo, nuestro socialismo y nuestro internacionalismo”.

Para ANDALUCÍA COMUNISTA es el momento, pues, de cambiar todo lo que debe ser cambiado, de romper con los que hacen gala de su soberbia, de su inmodestia, de su interés y egoísmo, de los que mienten y manipulan. Es el momento, en suma, de organizar la Revolución en cada barrio y pueblo de nuestro país, porque esta es no sólo la forma en la que mejor honramos la memoria de Manuel José García Caparrós, sino también porque, de esta manera, la muerte de este mártir por Andalucía no habrá sido en vano.

¡CAPARRÓS, HERMANO, NOSOTROS NO OLVIDAMOS!

¡A VENCER O MORIR POR ANDALUCÍA LIBRE Y SOCIALISTA!

¡LAS IDEAS NO VENCEN SIN ORGANIZACIÓN!

4-de-diciembre

También te podría gustar...

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies