Comunicado de ANDALUCÍA COMUNISTA ante el “zapatazo”

logoDefintivamente, y por si quedaban algunas dudas, el Gobierno español dirigido por el PSOE se ha quitado la careta para mostrarnos su verdadero rostro, lleno de agresividad y crudeza. Por si no estaba ya claro, la clase obrera y los sectores populares de los pueblos del Estado Español pagaremos la crisis, pagaremos el despilfarro del dinero público, pagaremos la especulación y la locura del mercado, pagaremos la estabilidad del euro y su defensa ante ataques especulativos, en definitiva, pagaremos la recomposición del mecanismo injusto e inhumano que sostiene a este sistema criminal llamado capitalismo.

Se reducen de media un 5% en 2010 y se congelan para 2011 los sueldos del empleo público. Cuidado, no estamos hablando de funcionariado, sino de todo el personal al servicio de las diferentes administraciones y empresas públicas. Queda suspendida la revalorización de las pensiones para 2011. Se ponen más difíciles las condiciones para la jubilación parcial. Se elimina a partir de 2011 la prestación de 2.500 € por nacimiento. Se quiere reducir el gasto farmacéutico. Se elimina la retroactividad en el cobro de prestaciones contempladas por la Ley de Dependencia. Se reduce la ayuda oficial al desarrollo. Se reduce drásticamente la inversión pública. Se presiona al resto de administraciones públicas (comunidades autónomas y ayuntamientos) a ser severas en su reducción del gasto.

Mucho tenemos que temer de que estas medidas, siendo ya duras de por sí, sólo sean la punta del iceberg y que de aquí a un tiempo la vuelta de tuerca sea aún mayor, con una subida indiscriminada y sin importar las rentas de, por ejemplo, el IRPF.

Por supuesto, absolutamente nada se habla de tomar medidas contra quienes son los responsables últimos de esta crisis. Ni siquiera Zapatero se ha molestado en anunciar el aumento de impuestos a las rentas más altas y las grandes fortunas, combatir el fraude fiscal, control público sobre las grandes empresas y corporaciones financieras, etc., nada, ni siquiera el más mínimo gesto reformista y típicamente socialdemócrata con el que compensar este ataque a los trabajadores y sectores populares. Porque que no nos líen. Este es un ataque que, junto a la próxima subida del IVA, afectará al conjunto de la clase trabajadora, no sólo al funcionariado y al personal de empleo público, ni tampoco a futuras madres o pensionistas.

Por su parte, José Antonio Griñán – presidente de la Junta de Andalucía – ha dejado ya bien claro que aplicará punto por punto las medidas decretadas por el Gobierno español, especialmente en lo que se refiere al gasto destinado al personal de todo tipo al servicio de la Junta de Andalucía y sus empresas, ha anunciado un temible “plan de estabilización”. Carmen Martínez Aguayo, consejera de Hacienda y Administración Pública, considera estas medidas “responsables y razonables”. Si por algo siempre se ha destacado la administración de la Junta de Andalucía y sus máximos dirigentes en todos estos años de falsa autonomía ha sido por su nefasta e irracional gestión del personal, y por supuesto, del gasto.

Ante esta agresión al conjunto de la clase obrera y los sectores populares, CCOO y UGT se han limitado a convocar una huelga general en el sector público, dando la equivocada y falsa idea de que esto es un combate a dos bandas entre “funcionarios y Gobierno”. Este ataque, junto con otros anteriores, sólo puede ser respondido con una huelga general de todos los sectores y ramas.

Desde ANDALUCÍA COMUNISTA llamamos a la clase obrera y al conjunto del Pueblo Trabajador Andaluz a la rebelión contra estas medidas desde ya. Llamamos, asimismo, a la organización y a la lucha, sostenida y continuada, con el objetivo de una gran huelga general en Andalucía.

Hoy más que nunca se pone de manifiesto la necesidad de hacer el Sindicato Andaluz de Trabajadores/as (SAT) – con dos huelgas generales a nivel comarcal a sus espaldas – el gran sindicato de clase en Andalucía. Hoy más que nunca es necesario fortalecer el sindicalismo de clase andaluz y combativo.

Hoy más que nunca se pone de manifiesto la inutilidad de la Junta de Andalucía nacida de la Constitución de 1978, y por tanto la necesidad imperiosa de la clase obrera y del conjunto del Pueblo Trabajador Andaluz oprimido de conseguir el derecho a la autodeterminación y el ejercicio real de la soberanía nacional que nos pertenece: instituciones andaluzas verdaderamente libres, soberanas y democráticas en manos de la clase obrera y del conjunto del Pueblo Trabajador Andaluz para construir una Andalucía realmente libre y democrática, es decir, una Andalucía socialista.

Hoy más que nunca se pone de manifiesto la naturaleza del Estado burgués como garante de los intereses del capital, y más concretamente, en el caso del Estado Español, la completa y absoluta sumisión del poder político y sus partidos, se llamen de izquierda o derecha, a la gran oligarquía imperialista española explotadora y opresora, muy especialmente a sus bancos e instituciones financieras, además de los intereses de imperialismos más fuertes expresado en las presiones de la Unión Europea, el FMI y los EEUU.

Por desgracia, la clase obrera andaluza y el Pueblo Trabajador Andaluz son el granero de votos del PSOE. Ante esta situación los sectores populares andaluces deben despertar. Una vez más, el PSOE ha demostrado su naturaleza, que es exactamente la misma que la del PP: reaccionaria y antiobrera. A los verdugos del pueblo no se les vota, se les combate.

También te podría gustar...

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies