Comunicado de ANDALUCÍA COMUNISTA por la libertad, la soberanía y la dignidad de los pueblos de África

Desde ANDALUCÍA COMUNISTA queremos denunciar la intervención de las tropas imperialistas francesas en Mali. Dicha intervención cuenta con el apoyo de otros regímenes imperialistas occidentales, entre ellos, el Estado Español.

Los imperialistas franceses y sus aliados occidentales ponen como excusa, una vez más, la lucha contra el “terrorismo integrista islámico”. Sin embargo, la realidad y las verdaderas intenciones son distintas. Como siempre, los grandes medios de comunicación, imprescindibles en toda campaña bélica imperialista, nos cuentan que el norte de Mali está infestado de “integristas islámicos”. Nos hablan, como es ya habitual, de Al Qaeda, o incluso de una escisión de ésta. También nos habla de rebeldes tuareg, que mantendrían una alianza con los “integristas islámicos”. La realidad es otra: esos integristas del norte de Mali han sido consentidos hasta ahora por los imperialistas occidentales. Es más, han cumplido la función de enfrentarse a los rebeldes tuareg de Azawad, pueblo ancestral africano cuyo único delito ha sido el de levantarse y rebelarse contra la opresión de la que han sido objeto históricamente por los sucesivos gobiernos del Mali “independiente”.

En realidad, como en otras ocasiones, la “lucha contra el terrorismo” ofrece a los imperialistas la coartada perfecta para intervenir militarmente en defensa de sus intereses económicos y geoestratégicos. El subsuelo de Mali es uno de los más ricos de África, con reservas estimadas de cuarzo, carbonatos, bauxita, fosfatos, mármol, granito, litio, hierro, níquel-estaño, plomo, uranio… De entre toda esa riqueza mineral, los imperialistas están especialmente interesados en el uranio, de ahí que la intervención pretenda asegurar a las multinacionales occidentales, sobre todo francesas, el acceso a este mineral, mientras que su vez se le impide dicho acceso tanto a los rebeldes tuareg, como a un posible Gobierno de Mali celoso de su soberanía e independencia que no consiente injerencias extranjeras, como al máximo competidor del imperialismo occidental: la República Popular China.

Resulta curioso que en Mali el Gobierno de Francia diga estar combtiendo a Al Qaeda y al “integrismo islámico” mientras en Siria los apoya económica, política y militarmente en su lucha contra el gobierno progresista y anti-imperialista del Partido Baaz y sus aliados comunistas, patrióticos y progresistas.

El gobierno de François Hollande ha demostrado la verdadera cara del “socialismo francés”: imperialista y colonialista. Conviene recordar que Hollande fue el mismo que recibió apoyos e incluso elogios tanto del PSOE como de IU.

De nuevo Andalucía se ve envuelta en las guerras y conflictos abiertos por el imperialismo. El Gobierno español ha autorizado el uso de espacio aéreo y aguas territoriales andaluzas al Ejército francés, además de apoyo logístico en el terreno. Ni que decir tiene que las bases yanquis en suelo andaluz de Rota y Morón servirán de apoyo a esta agresión.

Desde ANDALUCÍA COMUNISTA denunciamos al Gobierno español presidido por Mariano Rajoy como cómplice de esta agresión imperialista, además de comprometer la paz y la seguridad de Andalucía. Denunciamos también al gobierno de PSOE e IU en la Junta de Andalucía por consentir el uso del territorio andaluz para esta agresión imperialista. Es más. Ni IU ni el PSOE han expresado, aunque sea simbólicamente, ningún tipo de reservas al uso de nuestro territorio o críticas a la intervención imperialista. Callan y consienten, por lo que también se convierten en cómplices.

En estos momentos de crisis, el capitalismo en su fase imperialista es más cruel y despiadado que nunca. La guerra, el saqueo de los pueblos y la explotación máxima de la clase obrera son sus señas de identidad más claras. Desde ANDALUCÍA COMUNISTA consideramos que la lucha por la soberanía y la autodeterminación de los pueblos, la lucha por el socialismo, es la única garantía para la paz y la seguridad. Queremos una Andalucía libre y soberana, una República Democrática Andaluza al servicio del pueblo trabajador que elimine toda presencia imperialista en nuestro país y luche decididamente por la paz, la democracia, la solidaridad entre los pueblos y el socialismo. La estratégica situación geográfica de nuestro país debería contribuir a la liberación de los pueblos, y no a su sometimiento por la fuerza de las armas en un combate claramente desigual.

Los pueblos hermanos de África son víctimas de un salvaje expolio. Países enteros sufren hambre y pobreza a niveles extremos e inhumanos. Sus recursos no contribuyen al desarrollo ni al progreso, sino a la acumulación capitalista por parte del imperialismo occidental. Por eso, desde ANDALUCÍA COMUNISTA apoyamos y apoyaremos decididamente a quienes luchen decididamente en África por su derecho a la libertad, la soberanía, la dignidad, la justicia y el progreso social.

También te podría gustar...

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies