Comunicado de ANDALUCÍA COMUNISTA ante el Día Internacional de la Mujer Trabajadora

logoTal día como hoy, un 8 de marzo de 1857, las trabajadoras textiles de Nueva York realizaron una huelga y se manifestaron en las calles exigiendo el derecho al trabajo y condiciones laborales más dignas. Otro 8 de marzo, esta vez de 1908, un grupo de 129 obreras textiles de la fábrica de algodón de Nueva York que reclamaban una jornada laboral de 8 horas, la abolición del trabajo infantil y la igualdad del voto para la mujer fueron masacradas en el incendio provocado conjuntamente por los dueños de la fábrica y la Policía.

Por ello Clara Zetkin, dirigente revolucionaria alemana, propuso en 1910 – durante la II Conserencia de Mujeres Socialistas – el 8 de marzo como fecha para el Día Internacional de la Mujer Trabajadora, lo que se aprobó como resolución firmada por más de 100 delegadas de 17 países diferentes.

Así, con el esfuerzo y la sangre de millones de compañeras en todo el mundo, las mujeres trabajadoras hemos ido conquistando, poco a poco, nuestro derecho a ser personas plenas en todos los sentidos, en pie de igualdad con nuestros compañeros.

Sin embargo, tras más de 100 años de lucha, la burguesía intenta “recuperar” la justa reivindicación de igualdad de género borrando el nítido concepto de clase que, desde sus comienzos, siempre tuvo este día de reivindicación. Intentan difuminarlo sacando a relucir cuestiones formales, casi estéticas, y ocultando de esta forma las cuestiones de fondo, de clase.

Poco nos importa a las trabajadoras si en los equipos directivos de las multinacionales hay o no paridad de género en su composición o si la prensa burguesa invisibiliza o deja de invisibilizar a las mujeres. Lo que nos preocupa es que las diferencias salariales entre hombres y mujeres son de más del 30% en nuestro país, o que el porcentaje de desempleo femenino es el doble que el masculino.

Además, por si esto fuera poco, la nueva vuelta de tuerca de la derecha ultraliberal del PP – que es la contrarreforma laboral – va a tener un efecto devastador en la vida laboral y familiar de las mujeres, ya que gran cantidad de cuestiones (como jornadas, turnos y horarios de trabajo) van a quedar a disposición de los patronos, lo que hará muy difícil la conciliación de horarios laborales y personales, provocando una gran presión social sobre nosotras para que “volvamos al hogar”.

Por todo ello, ANDALUCÍA COMUNISTA llama no sólo a las mujeres trabajadoras sino a todo el Pueblo Trabajador Andaluz a tumbar esta contrarreforma laboral apoyando toda convocatoria de protestas o movilizaciones que tengan lugar con este objeto. Asimismo, llamamos a las mujeres trabajadoras de toda Andalucía a afiliarse y participar en el Sindicato Andaluz de Trabajadores/as (SAT), por ser éste la principal herramienta que tenemos en nuestras manos para evitar que se tiren por la borda tantos años, tantos esfuerzos y tantos sacrificios en la lucha por la igualdad de género; a que no permitan que en las organizaciones en las que desarrollamos nuestra vida militante se nos arrincone en guetos organizativos “sólo para mujeres”; a que haya compañeros que consideren que hay tareas “de mujeres” o a que se nos promocione en el seno de nuestras organizaciones populares en base a cuotas o paridades que promueven no el respeto y la camaradería de nuestros compañeros, sino el paternalismo y la condescendencia.

También te podría gustar...

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies